Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
919 011 452

Si cada vez más personas apuestan por instalar un punto de recarga en un restaurante, un aparcamiento, un edificio público o un domicilio privado es porque la sociedad cada vez es más consciente de que el futuro pasa por la e-movilidad.

Cada vez más personas apuestan por los vehículos eléctricos en detrimento de los de combustión. No en vano, la electricidad de los vehículos eléctricos no precisa de plantas de extracción, oleoductos, barcos o refinerías. Esto hace que la demanda de coches eléctricos crezca para cuidar del medio ambiente. En este contexto, aumenta la necesidad de instalar puntos de recarga en colegios y en otros escenarios.

Instalar un punto de recarga en un restaurante, una opción muy demandada

En emovili creemos que hay que generar mucha más energía limpia y apostar de manera firme por la implementación del vehículo eléctrico. Un modo alternativo de moverse que va en aumento.

En la Unión Europea, desde el 20 de marzo de 2021, existe una norma relativa al etiquetado que vehículos de nueva fabricación y estaciones de recarga han de cumplir. Por ejemplo, a la hora de acometer la instalación de un punto de recarga en aparcamientos públicos. Las etiquetas tienen que ir en los vehículos enchufables de nueva fabricación, cerca del sitio por donde se cargue cada vehículo y en cada enchufe de recarga. También en los cables de recarga separados, en el manual electrónico del vehículo, en las estaciones de recarga y en los concesionarios. Esta obligación sólo afecta a los vehículos producidos o matriculados a partir del 20 de marzo de 2021. Los anteriores a esa fecha quedan exentos.

 

Una demanda creciente

Con los vehículos eléctricos se evitan los efectos contaminantes de los combustibles fósiles. Si la energía proviene de fuentes limpias como la solar o la eólica, su generación no tiene impacto sobre el medio ambiente.

Todos los vehículos eléctricos enchufables tienen que ir etiquetados para ayudar a los consumidores a seleccionar la opción de recarga adecuada a cada vehículo. La etiqueta del vehículo tiene que coincidir con la de la estación de recarga. Las etiquetas tienen forma de hexágono regular horizontal y están clasificadas por una letra. Se colocan al lado de la toma de entrada y en cada enchufe.

Es clave confiar en empresas expertas en movilidad eléctrica y energía solar fotovoltaica, de larga experiencia en el sector y alta especialización. Empresas como Emovili. Nosotros somos los mayores instaladores de Wallbox Pulsar Plus de España. La Gama Pulsar de Wallbox es ideal para los domicilios particulares. Incluye un cable integrado y se puede usar con todos los coches eléctricos con enchufe de carga tipo 1 o tipo 2. Se puede elegir entre 7,4 kW, 11 kW o 22 kW.

PIDA SU PRESUPUESTO PARA INSTALAR PUNTOS DE RECARGA

¿Tienes alguna ubicación en mente?