¿Sobre qué producto tienes dudas?

Paneles solares

Puntos de recarga

Un coche eléctrico funciona exclusivamente con electricidad, no tiene motor de combustión que accione el vehículo. El motor eléctrico es muy silencioso, un BEV (Battery Electric Vehicle) circula sin emisiones y protege al máximo el medio ambiente. Los BEV se incluyen en la categoría más alta de ayudas subvencionables de cada país y cuentan con incentivos fiscales.

Puedes instalar en una vivienda o chalet, en la plaza de garaje de una comunidad de vecinos, en el parking de una empresa privada o si es una Administración, en cualquier zona pública para uso vecinal o urbano.

No, es suficiente con informar de la instalación que se va a realizar a través de un documento que te facilitará emovili.

Sí. Pero debes pedir autorización al propietario de la plaza de garaje y adjuntarla a la comunicación para el presidente o administrador. Si cambias de plaza, podemos desinstalar el cargador para que puedas utilizarlo en tu nuevo domicilio.

No. Tenemos equipos de carga que disponen sistemas electrónicos de activación y desactivación.

Según el Reglamento de Instalaciones Eléctricas de Baja Tensión, la instalación de un punto de recarga siempre deberá ser realizada conforme con su norma ITC-BT-52 por un instalador eléctrico autorizado como emovili, que garantice la calidad y seguridad de la instalación. Además, siempre entregamos el certificado de legalización de la instalación que garantiza que ha sido realizada conforme a la normativa vigente.

Hay tres tipos: En casas unifamiliares la instalación suele ser muy sencilla. Normalmente se utiliza el cuadro eléctrico general existente y una de las canalizaciones que llegan a la zona donde se aparca el coche. Si vives en la misma comunidad donde aparcas, cableamos desde el mismo contador hasta la plaza de garaje. Si aparcas tu vehículo en una comunidad en la que no cuentas con vivienda, tendrás que solicitar un nuevo punto de suministro. En emovili, realizamos los trámites necesarios para la instalación del contador.

Cargador: es la mejor opción para cargar un vehículo eléctrico. Garantiza la máxima seguridad manteniendo una comunicación directa con el vehículo. Puedes escoger el modelo según la potencia máxima de carga (3,7 o 7,4 kW) en corriente monofásica. Pueden ser básicos o inteligentes en función de que tengan o no posibilidad de interactuar con ellos.
Cargador ocasional o enchufe normal: realiza la carga a menos de 2,2 kW. Es un cargador ocasional o de emergencia que presenta varios inconvenientes en cuanto a seguridad y tiempos de carga.
Cargador rápido: Este cargador se encuentra en estaciones de recarga. Carga el vehículo a partir de 50kWh.

No, algunos cargadores incluyen moduladores de carga, imprescindibles para no tener que ampliar su potencia contratada. Cuando la demanda es mayor en la vivienda, automáticamente el cargador, reduce la recarga del coche y por el contrario, cuando la demanda de la vivienda se reduce, toda la carga se dirige al coche. En principio, no es necesario que aumente el término de potencia contratada. Es recomendable que le envíes tu factura al experto de emovili para que te asesore.

Existe el Plan Vehículo Eléctrico, donde pagarías la energía dependiendo de lo que necesites de carga y tus otras necesidades. Este, es un plan sin permanencia y súper sostenible. El pago es mensual y con factura electrónica para evitar el papel.

La Tarifa Supervalle tiene un precio muy bajo en la hora de carga nocturna. En esta tarifa, si cargas el coche de noche y no tiene otros electrodomésticos funcionando, no sería necesario aumentar la potencia contratada.

De todas formas, sería necesario que le enviases tu factura al asesor de emovili para que te haga un análisis previo de la factura, ya que depende de multiples componentes.

Tenemos una calculadora web con el tiempo de carga de todos los modelos eléctricos e híbridos enchufables del mercado.

El tiempo aproximado de carga de un vehículo, sería el resultado de dividir el tamaño de la batería (ej. 50kW) entre la potencia disponible del cargador (ej. 5.5kW) dando como resultado el número de horas para cargar al 100% la batería de tu coche. Con algunos cargadores puede programar horarios para cargar durante la tarifa más económica.

Además de saber cuánto gasta el coche, podrás saber los históricos de consumos de su vehículo y vivienda, listados detallados de recargas, podrá activar o desactivar la carga a distancia, incluso configurar periodos de activación o recibir notificaciones con el estado de la carga o si se va la luz en tu vivienda.

Actualmente existe el Plan MOVES III que subvenciona instalaciones de puntos de recarga para vehículos eléctricos e híbridos enchufables.
Para particulares, autónomos, comunidades de propietarios, administración sin actividad económica las ayudas ascienden al 70% de la instalación (80% en el caso de municipios con menos de 5.000 habitantes).
Para empresas, es mejor contactar con emovili y analizar cada caso de forma específica.

De 4,5 km a 6 km de autonomía dependiendo de la eficiencia del VE y entre 1,50€ a 2,50€ dependiendo del plan contratado con la suministradora.

Solar

El autoconsumo es la producción individual de electricidad para el consumo propio en viviendas o empresas. El más extendido es el autoconsumo de energía solar fotovoltaica, en el que la electricidad se obtiene gracias a unos paneles solares que suelen instalarse en los tejados de los edificios y que convierten la energía solar en energía eléctrica.

Las instalaciones de energía solar fotovoltaica son siempre rentables. En una zona con luminosidad normal, con paneles bien orientados, puede llegar a ahorrar el 60% de su factura eléctrica. Las instalaciones deben diseñarse teniendo en cuenta el consumo eléctrico real para no instalar ni más ni menos de lo necesario.

Una de las falsas creencias, es que cuantas más placas instalemos en nuestro hogar, más rentable será nuestra instalación. Esto no es cierto. Nuestras placas solares generarán energía cuando brille el sol, es decir, entre las 8h de la mañana y las 18h aproximadamente y esa energía se inyectará en el sistema eléctrico de nuestro hogar. Como no tenemos baterías para almacenar energía, la electricidad generada por los paneles que no se consume en nuestros electrodomésticos (luces, nevera, lavadora, calefacción, etc) se irá a la red eléctrica. Por otro lado, cuando nuestros paneles no están generando, toda la energía necesaria para alimentar nuestra casa procederá de la red eléctrica.

La instalación ideal, es la que mejor se adapta a tu nivel de consumo y al espacio disponible en su tejado, teniendo en cuenta la radiación solar de tu localidad. En emovili presumimos de nuestra independencia y te damos una solución a medida.

La energía solar fotovoltaica se produce mediante el aprovechamiento de la radiación solar. Por lo tanto, es energía gratuita que nos aporta la naturaleza.

Para saber el consumo de tu vivienda, lo puedes consultar en una de tus facturas de electricidad. También puedes enviárnosla, estudiaremos tu consumo energético y te enviaremos un estudio sin compromiso.

Esta energía sobrante se vierte a la red y se compensa en tu factura eléctrica, es lo que se denomina compensación de excedentes.

Hoy en día no interesa generar excedentes de fotovoltaica para vender, sino para consumir. El precio medio del kW que están pagando las compañías es 0,04€, con lo cual interesa más optimizar la instalación y amortizar antes la inversión, que tener excedentes.

Para la puesta en marcha, necesitamos estudiar tu consumo, visitar tu vivienda y obtener los permisos de obras del Ayuntamiento. Una vez obtenidos, el proceso de instalación puede durar uno o más días, dependiendo de la magnitud.

emovili, incluye el servicio de mantenimiento en la instalación, nuestra máxima es dar a nuestros clientes un compromiso de Calidad, Experiencia y Servicio que pasa por estar a su lado cuando lo necesites, nosotros nos encargamos de todo.

En toda España hay suficiente radiación solar para poder ahorrar con una instalación fotovoltaica. Dependiendo de tus consumos y de la potencia de la instalación solar, los ahorros podrán variar. Si nos envías una de tus facturas de la luz, podemos calcular rápidamente tu ahorro. En zonas del Norte de Europa, la energía solar fotovoltaica lleva muchos años implantada.

Existen bonificaciones en el IBI (Impuesto sobre Bienes Inmuebles). 50% IBI = 550€ / año.
Además, algunas Comunidades Autónomas ofrecen subvenciones dentro de programas de mejora de la eficiencia energética y el uso de energías renovables.

El impuesto al sol estuvo vigente hasta finales de 2018. Desde la aprobación del Real Decreto (RD 244/2019) en abril de 2019, se derogó este impuesto y se ha producido un importante aumento en las instalaciones de placas solares.

Son extremadamente duraderos y resistentes al clima. Se estima que tienen una vida útil superior a los 30 años.

Según algunos estudios realizados, los inmuebles con sistemas fotovoltaicos pueden venderse a precios más altos que las viviendas sin paneles. Las prestaciones de eficiencia energética del inmueble son un elemento importante en la decisión de compra.

 

Con una instalación fotovoltaica estándar es posible evitar la emisión anual a la atmósfera de hasta 950 kg de CO2. La energía eléctrica generada mediante paneles solares fotovoltaicos es 100% renovable, no genera residuos ni sustancias tóxicas y no contamina el agua ni el aire.

Se ha definido un sistema que compensa económicamente nuestros excedentes, es decir, cada vez que inyectamos energía en la red eléctrica generamos un crédito a nuestro favor, ya que el gobierno establece de forma diaria el precio de la energía inyectada por los paneles solares.
Este crédito se va incrementando cada día durante el mes de facturación y al final del mes, ese crédito se resta a la energía consumida de la red cuando nuestros paneles no están generando (de noche y en las horas de baja iluminación solar). Por lo tanto, si un mes has inyectado 10€ de energía procedente de los paneles (excedente) y has consumido energía equivalente a 20€, sólo tendrás que pagar 10€ de término de energía, que es el término variable de la factura.

Pero hay una particularidad: si un mes la radiación solar ha sido excelente y tu consumo ha sido bajo, implicará que has inyectado más energía a la red de la que has consumido. Como el crédito no se puede mantener de un mes a otro, será energía que habrás regalado a la red (por eso es tan importante realizar un buen diseño y dimensionamiento de la instalación). Pero lo más importante es que todo este cálculo energético lo realizan las empresas eléctricas (distribuidoras y comercializadoras) de forma automática, sin necesidad de mandar papeles y documentos todos los meses. Una vez estés conectado a la red, podrás disfrutar de esta compensación de excedentes para siempre.

La ley de autoconsumo regula que podamos disfrutar a final de mes de una reducción económica en nuestra factura en función de la energía sobrante que hemos inyectado a la red. Es como tener una batería virtual donde podemos almacenar la energía que nos sobra. Al final de cada mes la compañía eléctrica resta al consumo que hemos tenido de la red el valor económico de la energía sobrante que se ha inyectado en la red. Pero tenemos dos particularidades:
– El precio de venta a la red no es el mismo que el de compra (suele ser del 60%). Por lo tanto, 1 kWh inyectado a la red no equivale a 1 kWh consumido.
– La compensación de energía en ningún caso puede ser superior a la energía consumida, por lo que no podremos “ganar dinero” con la energía inyectada. Si la energía inyectada es superior a la consumida, estaremos “regalando” energía al sistema.

Hay varias cosas que no se cuentan a la hora de explicar el mecanismo de compensación de excedentes de autoconsumo:

El ahorro corresponde a la parte de su factura eléctrica que refleja la energía que consume. Las facturas eléctricas básicamente constan de dos partes: ‘potencia contratada’ y ‘energía consumida’. Hay un coste que es fijo todos los meses y es debido a la potencia que tiene contratada, este coste se mantendrá constante pese a que tenga una instalación fotovoltaica. El dinero que usted ahorra, corresponde a la parte de la energía consumida. Al ahorrarse dinero solo de una de las dos partes de la factura, como máximo se puede llegar a ahorrar entre el 50% y el 70% de su misma factura sin instalación fotovoltaica. Es decir, gracias a la compensación de excedentes pagará aproximadamente la mitad de su factura eléctrica.
Por otra parte, el precio de entrega de excedentes de energía solar a la red es muy inferior al precio de compra. De media el precio de entrega de energía a la red es la mitad del coste de compra de energía. Este aspecto limita la rentabilidad de las instalaciones solares fotovoltaicas.

Una vez su instalación solar ha sido terminada y legalizada en la administración correspondiente, se debe cambiar el contrato de suministro eléctrico con su compañía distribuidora. La compañía distribuidora es la que envía las facturas a su casa. Ellos, manteniendo todas las condiciones del contrato anterior, añaden la compensación simplificada de excedentes.
Así, al final de cada periodo de facturación, que suele ser un mes, la compañía distribuidora muestra en la factura el coste de la energía que ha consumido de la red y le resta el precio de la energía que le ha sobrado y por tanto ha entregado a la red. De esta manera, el precio final de la energía será la energía que compra de la red, multiplicada por su precio menos la energía que le sobra y ha entregado a la red multiplicada por su precio. Es importante destacar que los precios de compra y venta de energía son diferentes.
Otro factor a tener en cuenta es que la entrega de energía a la red nunca supondrá ganar dinero. Es decir, haciendo la suma y resta antes mencionada, como máximo podemos conseguir que el precio de la energía al final de un periodo de facturación sea de 0 €. Esto significa que el término variable, el que corresponde a la energía consumida, nunca puede ser menor que 0€. Con la compensación de excedentes no se gana dinero de manera física, el beneficio es consecuencia del ahorro en tu nueva factura eléctrica

Las limitaciones en la compensación de excedentes de autoconsumo, hace que sea muy importante diseñar y dimensionar correctamente las instalaciones fotovoltaicas. Por una parte, hay que tener en cuenta en qué momentos se suele consumir energía en la vivienda (de día o de noche) y la cantidad de energía que se consume. En el caso de que se instalaran más paneles de los necesarios, por muchos excedentes de energía que hubiese, esto no significaría más ahorro.
Al mismo tiempo, pese al último apunte sobre el precio de entrega de energía a la red, la introducción de esta novedad en la ley reduce los tiempos de retorno de la inversión de instalaciones fotovoltaicas. De media, estos tiempos se han reducido unos 2 años. Además, flexibiliza el uso de la energía en la vivienda porque no es imprescindible concentrar los consumos en las horas de sol, se puede entregar energía a la red mientras las personas están fuera de casa y así compensar el consumo eléctrico nocturno de la vivienda.


¿No encuentra la respuesta?

Póngase en contacto con nosotros para resolverle cualquier duda