Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
919 011 452

Cada vez más empresas y administraciones públicas apuestan por la instalación de un punto de recarga en aparcamientos públicos. Esto se debe a que, con esta forma de desplazarnos, nos ahorramos los efectos contaminantes derivados de manipular el petróleo para fabricar combustibles fósiles. La cuestión es que, si la energía proviene de fuentes limpias como la solar o la eólica, generarla no tiene impacto sobre el medio ambiente.

Desde el 31 de marzo de 2021, para instalar un punto de recarga en un parking hay que respetar una serie de pautas que marca la Unión Europea. Pautas relativas al etiquetado y que afectan a los 27 estados miembros de la UE, a los países del EEE (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y a Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía.

Todos los vehículos eléctricos enchufables, eléctricos 100% o híbridos enchufables, tienen que ir etiquetados. Es decir, deben llevar el etiquetado ciclomotores, motocicletas, triciclos, cuadriciclos, turismos, vehículos comerciales ligeros, vehículos comerciales pesados, autobuses y autocares.

Una obligación que sólo afecta a los vehículos producidos o matriculados a partir del 20 de marzo de 2021. Los anteriores a esa fecha quedan exentos.

Optar por la instalación de un punto de recarga en aparcamientos públicos

Las etiquetas son herramientas visuales que ayudan a los consumidores a seleccionar la opción de recarga correcta para el vehículo. La etiqueta del vehículo debe coincidir con la etiqueta correspondiente de la estación de recarga. Las etiquetas tienen forma de hexágono regular horizontal y están clasificadas por un símbolo que es una letra.

Las etiquetas en los vehículos se colocarán al lado de la toma de entrada y en cada enchufe. También en los cables de recarga separados. Además, hay información sobre las etiquetas en el manual del propietario del vehículo o en el manual electrónico.

Atender a la normativa en vigor

A la hora de instalar puntos de recarga en gasolineras hay que tener en cuenta dónde colocar las etiquetas. Van al lado de la toma de corriente o de las ubicaciones de almacenamiento de los conectores de los vehículos. También en el conector del vehículo de cada ensamblaje de cables o en un indicador pegado en cada cable, próximo al conector del vehículo o en los cables flotantes si los hay. Si el terminal de pago o de selección está separado de la estación de recarga, la etiqueta se coloca cerca o en el cuerpo del dispositivo selector. Pueden incluir información adicional en el idioma de cada país en función de los requisitos nacionales.

Por descontado, para respetar al dedillo la normativa hay que confiar en empresas expertas en movilidad eléctrica y energía solar fotovoltaica, de dilatada experiencia en el sector y alto grado de especialización. Empresas solventes como emovili.

 

PIDA SU PRESUPUESTO PARA INSTALAR PUNTOS DE RECARGA

¿Tienes alguna ubicación en mente?