Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
919 011 452

¿Es posible cargar un coche eléctrico con paneles solares?

Vía BBVA

Recargar un coche eléctrico en casa con paneles solares es posible. Llegar al parking, estacionar nuestro vehículo y ponerlo a cargar durante toda la noche para que a la mañana siguiente lo tengamos listo para hacer un viaje (eso sí, por ahora, no demasiado largo) está al alcance de nuestra mano. Pero, ¿de todas las manos?, ¿es posible y fácil para cualquier persona que tenga un coche eléctrico?

Aquí es donde encontraremos algunas excepciones y también algo de letra pequeña. Todo depende del lugar donde viva el propietario del automóvil, de qué tipo de coche tenga y del uso que quiera darle.

Una opción sostenible y económica

Cargar un coche eléctrico en casa con energía limpia es una opción sostenible y, por supuesto, barata, pero para estar completamente seguros de sí cargarlo a través de placas solares es una opción viable es necesario saber cuánta electricidad necesita nuestro coche para circular cada día. ¿Tiene nuestra instalación fotovoltaica la suficiente potencia para alimentar al vehículo mientras suministra electricidad al resto de la casa?

Una de las mejores opciones es acumular la energía durante el día para cargar el vehículo por la noche. Para eso es imprescindible vivir en un lugar con muchas horas de sol y tener un acumulador, lo que encarece algo la instalación.

“Pongamos como ejemplo el acumulador Powerwall de Tesla (es una batería que almacena energía, detecta cortes de suministro y se convierte automáticamente en la fuente de energía del hogar si la red eléctrica deja de funcionar). Teniendo en cuenta que los paneles solares miden 1,5 metros cuadrados aproximadamente y suelen tener unos 450W, eso significa que en una hora se generaría muy poca electricidad, así que necesitaría muchísimos paneles solares para poder cargar la batería”, explica.

Si se dispone de espacio para captar la energía solar en la cubierta de la vivienda, los modelos de autoconsumo permiten la recarga del vehículo en las horas de sol en combinación con el resto de usos de casa. En el caso de que la recarga se quiera realizar en horario nocturno, a día de hoy al no tener muy establecido el modelo de almacenamiento en hogar, el mercado de comercialización de energía ha establecido modelos de tarifas que se adaptan a esta circunstancia permitiendo un coste de adquisición de energía muy competitivo.

¡CONTÁCTANOS Y AHORRA EN TU FACTURA DE LA LUZ!
Nuestro equipo de expertos está a tu disposición

Más captación solar en el centro y sur de España

Por ejemplo, la captación solar es más efectiva en el centro y sur de la península. La inversión en estas instalaciones es a día de hoy muy asequible. Son proyectos algo más costosos que soluciones convencionales, pero su prolongada vida útil, su bajo coste de mantenimiento y su fuente gratuita de energía convierten el autoconsumo en un coste muy rentable a medio y largo plazo.

Un informe del Instituto para la Economía de la Energía y el Análisis financiero (IEEFA, por sus siglas en inglés) analizó el impacto económico de la combinación de techo solar, baterías y coche eléctrico a la luz de los diferentes incentivos o desincentivos posibles en países como Gran Bretaña y Alemania. El informe ‘Los vehículos eléctricos y baterías puede impulsar el crecimiento de energía solar residencial’ estudió el impacto económico de la combinación de energía solar en las azoteas con baterías y vehículos eléctricos y los efectos de diferentes incentivos políticos y desincentivos en Gran Bretaña y Alemania.

Un informe del Instituto para la Economía de la Energía y el Análisis financiero (IEEFA, por sus siglas en inglés) analizó el impacto económico de la combinación de techo solar, baterías y coche eléctrico a la luz de los diferentes incentivos o desincentivos posibles en países como Gran Bretaña y Alemania. El informe ‘Los vehículos eléctricos y baterías puede impulsar el crecimiento de energía solar residencial’ estudió el impacto económico de la combinación de energía solar en las azoteas con baterías y vehículos eléctricos y los efectos de diferentes incentivos políticos y desincentivos en Gran Bretaña y Alemania.

Gerard Wynn, analista de energía del IEEFA y coautor del informe, asegura que “La caída del coste del almacenamiento en baterías puede impulsar un nuevo crecimiento de las energías renovables en Europa, pero solo si estas tecnologías de bajo carbono tienen el mismo acceso a los mercados de redes de electricidad que las basadas en combustibles fósiles».

Ayudas a la movilidad sostenible

Efectivamente, la caída de los costes de las baterías y los vehículos eléctricos puede ayudar a impulsar la próxima fase de crecimiento de las energías renovables, incluida la energía solar en la azotea, siempre que las fuentes de energía renovables y el almacenamiento a pequeña escala tengan el mismo acceso a los mercados de electricidad y servicios de red que las centrales eléctricas convencionales.

En España, el nuevo plan MOVES III del Gobierno trata de subsanar algunas de estas lagunas. La primera de todas es la económica. El presupuesto asciende a 400 millones de euros en ayudas directas para la movilidad eléctrica (ayudas a la compra de vehículos eléctricos -turismos, furgonetas y motos- hasta los 7.000€) y para la infraestructura de carga (ayudas hasta el 70% de los costes totales de instalación). Este plan será ampliable a 800 millones si la demanda lo requiere y tendrá continuidad hasta final de 2023.

El Real Decreto para autoconsumo, que incluye una partida 1.000 millones de euros para subvenciones, permitirá completar el modelo renovable en los casos de posibles instalaciones, alcanzando el modelo ‘cero emisiones’, uno de los objetivos contra el cambio climático.

Muchas marcas están trabajando en la solución de alimentar los automóviles con paneles solares, pero lo cierto es que aún no se ha conseguido una carga lo suficientemente rápida y eficaz. Hay muchos condicionantes como las horas de sol, la estación del año o la posibilidad de instalar una cantidad de paneles necesarios en una vivienda para alimentar al vehículo.

Sin embargo, hay quienes no cejan en su empeño de conseguirlo. El youtuber canadiense ItsYeBoi quiso hacer la prueba tirando de un remolque cargado con ocho paneles solares enganchado a su coche para tenerlo siempre cargado. Concluyó que necesitaría unas ochenta horas de sol para poder cargar su Tesla por completo, lo que supondría aproximadamente unos diez días.

Parece que, de momento, habrá que esperar para hacer cargas completas de baterías con energía solar. Pero el mundo de las energías renovables vuela y es muy posible que dentro de poco tiempo coches eléctricos, puntos de recarga y paneles solares sean una opción real para movernos con nuestro vehículo de forma totalmente sostenible.

¡Financiamos el 100% de tu instalación durante 144 meses! (12 años)

Déjanos tus datos y te llamamos para ofrecerte la mejor oferta personalizada

ÚLTIMAS NOTICIAS