Las Smart Cities son aquellas ciudades que acaparan la tecnología para ser más inteligentes, eficientes y sostenibles. En este modelo de ciudades, las personas se sitúan en el centro y la tecnología es su eje vertebrador, que busca responder a las necesidades de sus habitantes ofreciendo soluciones amigables con el medio ambiente.

Y, la movilidad eléctrica juega aquí un papel fundamental.

Nuestra apuesta en emovili trata de allanar el camino hacia un modelo de transporte más eficiente, sostenible e inteligente.

Una de las soluciones es la carga bidireccional, que consiste en un sistema de carga en el que cual, la energía fluye en ambas direcciones, es decir, consume energía y la genera al mismo tiempo.

Además, si se combina con otras fuentes de energía renovables, ofrece una oportunidad única de autosuficiencia.

Pongamos un ejemplo para entenderlo bien, un usuario con instalación de paneles de solares en su casa consigue suministrar su vivienda con energía renovable y, la energía sobrante, utilizarla para su vehículo.

Este sistema es tan interesante porque ofrece un medio de transporte a sus usuarios y, a la vez, una fuente alternativa de energía tanto para sus hogares como para sus vehículos. Hay estudios que señalan que, los cargadores eléctricos pueden generar una pequeña ganancia económica para sus usuarios. Según datos de Quantifying the Societal Benefits of Electric Vehicles, un coche eléctrico con sistema de carga bidireccional puede llegar a ganar unos 400€ anuales y generar un total de 3.700€ en su vida útil.

La carga bidireccional, en definitiva, ofrece un sistema de movilidad inteligente de alto rendimiento que facilita la transición hacia las ciudades sostenibles.