Como ya sabes, la red de cargadores públicos de vehículos eléctricos en nuestro país todavía no está muy desarrollada, por lo que resulta casi imprescindible tener instalado un cargador en casa. Sobre todo, por comodidad.

Y, también sabemos que, cuando se toma la decisión de instalar un punto de recarga, lo queremos ¡ya! Por eso hoy vamos a contarte cuánto se tarda en instalar un punto de recarga de coche eléctrico en una vivienda.

Solo anticiparte que, con emovili, puedes estar tranquilo porque, además de ofrecerte un servicio de calidad, también es un servicio ágil y tratamos de minimizar siempre los tiempos, tanto de atención al cliente como de la propia instalación del punto de recarga.

¿Cómo es el proceso de instalación de un punto de recarga?

Nos consta que te pueden entrar muchas dudas, pero, queremos que tengas claro que el proceso es muy sencillo. A continuación, te lo explicamos.

Una vez te pones en contacto con nosotros, bien sea a través del formulario, teléfono, email o WhatsApp, nuestro equipo comercial te llama antes de 24h para que les cuentes tus necesidades y poder concertarte una visita.

El visitador acudirá a tu casa a hacer un estudio personalizado para poder asesorarte y ofrecerte la instalación más idónea a tus necesidades. En este estudio, realizará algunas mediciones para saber, por ejemplo, cuántos metros de cable son necesarios para la instalación.

Cuando se concluye el estudio personalizado, ajustamos el presupuesto y, si estás interesado, solo tendrás que darnos una fecha y hora en la que estás disponible para que un instalador se acerque a tu casa y concluya la instalación. El proceso completo de instalación normal el día que hayas fijado, tan solo dura unas 4 o 5 horas.

Por lo que, en apenas unos días, podrás disfrutar de tu punto de recarga en casa.

¿Es necesario realizar obras para la instalación?

No debes preocuparte por esto, la instalación es muy sencilla y nuestros instaladores están muy especializados y cuentan con una larga experiencia en instalaciones de puntos de recarga. Además, son muy cuidadosos, rápidos y eficientes.

El instalador aprovecha el suministro eléctrico de tu garaje y, tan solo tiene que llevar el cable hasta el contador de la luz y enlazarlo con tu punto de recarga. Por lo que la única complicación, si se le puede llamar así, es la distancia que exista entre el contador y la plaza de garaje. De todos modos, los edificios de nueva construcción o rehabilitados cuentan con muchas facilidades.

Si tu garaje es comunitario, debes saber que no necesitas la aprobación de tus vecinos. Únicamente debes notificar por escrito que vas a realizar la instalación al presidente o al administrador de la comunidad y hacer la instalación en tu plaza individual asumiendo los costes. Procura hacerlo con una antelación de 30 días.

El único caso en el cual debes contar con la aprobación de los vecinos es en edificios antiguos en los cuales resulta necesario utilizar un contador comunitario o realizar una preinstalación en el edificio. Pero tampoco es complicado, únicamente debes decidir si la instalación la quieres hacer de una u otra forma. Tienes 3 opciones:

  • Desde el propio contador: cuando tu plaza de garaje se encuentra en el mismo edificio, en este caso se tira el cable desde el contador de tu vivienda a tu plaza. es la opción más sencilla y económica.
  • Con la línea de suministro del garaje: en este caso tenemos que instalar un contador secundario para que recibas las facturas de luz relativas únicamente al consumo de tu punto de recarga.
  • Con un nuevo punto de suministro: cuando tu garaje se encuentra en un edificio distinto a tu vivienda, tenemos que instalamos un contador adicional y necesitarás un nuevo contrato de suministro eléctrico. Es la opción que más te costará, por lo que, si puedes evitarla, será la mejor opción.

¿Y si más vecinos quieren instalar puntos de recarga?

En este caso se recomienda establecer unas normas básicas y realizar una preinstalación común para todo el garaje, para asegurar que haya suficiente suministro cuando se produzca una gran demanda. Pero se debe aprobar antes en la Junta de vecinos.

Lo dicho, no tienes que preocuparte por nada, con emovili, tu vehículo y tú estáis en buenas manos. Nuestro equipo te informará con detalle de todo el proceso y te asesorará para que no te quedes con ninguna duda y ¡nosotros nos encargamos de todo! Solo tienes que preguntarnos.