Vía EL PAÍS
Un grupo de expertos aborda los retos medioambientales en un foro organizado por EL PAÍS

La respuesta a la emergencia climática tiene numerosos frentes, que van desde las finanzas a la tecnología, pasando por las infraestructuras sostenibles o los fondos europeos. Esta es la clave del encuentro inaugurado en Madrid Ecosistema Ahora, organizado por El PAÍS, con el impulso del Banco Santander, el patrocinio de EY, Ferrovial, Redeia, entre otras, y con la colaboración de COAM y Felicidad Collective.

En 2021 aumentaron las emisiones de gases de efecto invernadero un 5,1%, pero si se retrocede a 2019, han caído un 8,1%. Un dato en el que Valvanera Ulargui, directora general de la Oficina española de Cambio Climática, vio motivos para el optimismo. “Esa subida responde a la recuperación económica”, sostuvo durante el acto.

Aunque la crisis climática es un problema que atañe al planeta, Estados Unidos ha retrocedido en sus compromisos y la Unión Europea ha calificado a la energía nuclear y el gas como verdes. “Es una mala noticia. La Administración española se ha posicionado desde el principio en contra”, apuntó Ulargui.

La guerra de Ucrania y los problemas con el suministro de gas y petróleo avivan el debate sobre las energías renovables, no siempre bien recibidas. Los tres grandes bancos americanos (Citi, Wells Fargo y Bank of America) preguntaron a sus accionistas si abandonaban los hidrocarburos por energías sostenibles y solo el 11% estuvo a favor. Es una visión muy cortoplacista, sostuvo Federico Gómez Sánchez, director de Finanzas Sostenibles del Santander. “El gas es una energía de transición, aunque no sea verde”, dijo. Desde luego, la esperanza está puesta en las renovables. “En España la forma más barata de generar energía es la solar fotovoltaica, por lo que la inversión de mayor rentabilidad es el autoconsumo”, defendió Pedro Fresco, director general de Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana.

Las finanzas están construidas sobre números, y los inversores se acercan a este espacio. Va desde el particular a la gran empresa. Alberto Castilla, socio responsable
del área de Sostenibilidad de EY España, abordó el greenwashing, fingir ser sostenible. “Se están produciendo situaciones de fraude que tienen una responsabilidad jurídica”, afirmó. “Hay un apetito feroz por activos verdes”, añadió Valentín Alfaya, director de Sostenibilidad de Ferrovial.

Las renovables ganan sol y viento. No resulta fácil en un país con cierto aislamiento energético como España. La excepción ibérica ya “se nota en la factura” de la luz.

Uno de los aspectos a explorar es la digitalización. El 30% de los fondos europeos extraordinarios que va a recibir España se dirige a la transformación digital y el 40%
al cambio ecológico. “Si sumas ambos porcentajes ves que es un nuevo paradigma económico de país”, subrayó Carme Artigas, secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del Gobierno de España.