Vía Marca Coches

Lelectromovilidad parece inexorable… y no sólo eso, sino que su horizonte parece acelerarse cada año que pasa. Casi todos los fabricantes ya trabajan con previsiones y calendarios más o menos claros supeditados a las decisiones de los gobiernos de prohibir los coches de combustión.

En Europa, el terreno que más nos afecta, los planes son prohibir la comercialización de coches alimentados con combustibles fósiles (incluidos los híbridos) en 2035. En respuesta a ello: ¿cuándo tendrá cada fabricante sólo coches eléctricos en su oferta? Aquí van todas las fechas.

Alfa Romeo: de la nada hoy al todo en 2027

La firma italiana del grupo Stellantis actualmente no cuenta en su gama con ninguna variante electrificada, pero su plan pasa por que desde 2027 todos sus productos sean cien por cien eléctricos.

 

 

 

 

 

 

Con la excepción de DS, se trata de la reconversión más acelerada de todas las marcas del conglomerado, cuyo objetivo es que todas sus enseñas hayan hecho la transición antes del final de la década.

Audi: 2025 y 2033

La marca de los aros tiene ya confirmado un calendario de transición hasta la electrificación total, que tiene su primera estación en 2025, año en el que ya no desarrollará ningún modelo de combustión interna.

Es decir, que a partir de 2026 todos los Audi que salgan al mercado serán de propulsión eléctrica únicamente, si bien los de combustión se seguirán vendiendo hasta que terminen su ciclo de vida. En 2033 la marca con sede en Ingolstadt dejará de fabricar motores de combustión.

Bentley: lujo eléctrico en 2030

La marca de lujo del grupo Volkswagen lo tiene claro: todos sus coches en 2030 serán eléctricos aunque antes, ya en 2026, se habrán electrificado total o parcialmente (híbridos enchufables).

En ese mismo año, su rival en el mercado del máximo lujo dará un paso similar. Rolls-Royce estrenará su primer modelo cien por cien limpio en 2023 -acaba de empezar su fase de pruebas- y en 2030 toda su gama se moverá con electricidad.

DS: eléctrica en 2024

La firma premium francesa será la más rápida en reconventirse a eléctrica. Sus planes pasan porque ya en 2024 todos los modelos nuevos que salgan al mercado serán únicamente propulsados por baterías.

DS será la punta de lanza de Stellantis en este aspecto y, como tal, será la primera marca en estrenar la plataforma específica para coches eléctricos del grupo, sobre la que en los siguientes años irán evolucionando las demás firmas.

Ford: horizonte 2030

En el caso de la marca del óvalo la frontera está marcada en 2030, año a partir del cual sólo se comercializarán vehículos nuevos de cero emisiones. En el camino, Ford irá aumentando su oferta de versiones eléctricas hasta tener una en cada modelo en el año 2026 en Europa.

General Motors: todos eléctricos en 2035

El gigante americano se da algo más de margen pero ya trabaja en un horizonte 2035… para todas sus marcas (incluidas ChevroletCadillac o GMC, sellos con marcado carácter SUV o deportivo).

¿Qué pasará con el Corvette, o con el Camaro, por ejemplo? Son respuestas que GM tendrá que dar en breve, aunque esa misma duda ha quedado muy bien resuelta con otro modelo muy americano, el Hummer, que se electrificará muy pronto de la mano de la marca GMC.

Jaguar y Mini antes que casi todos

Dos fabricantes británicos tendrán el honor de ser de los más rápidos en transformarse. Tendrán que hacerlo rápido porque tanto Jaguar como Mini se han propuesto que sea ya en 2025 cuando dejen de vender coches con emisiones contaminantes.

En ambos casos hablamos de marcas de pequeño volumen y con una gama corta, en las que es más sencillo hacer ese cambio. Ambas han ido dando algún paso previo ya, pues cuentan en su haber ya con un modelo eléctrico, el SUV I-Pace en el caso de Jaguar y el Mini Cooper SE en el de la marca de BMW.

Mercedes-Benz: 2030… donde sea posible

La marca de la estrella también le ha puesto fecha a su salto eléctrico… aunque en este caso con una importante ‘coleitlla’. La marca enseña de Daimler quiere vender únicamente coches eléctricos a partir de 2030, pero sólo lo hará en aquellos mercados “en los que las condiciones lo permitan”.

De este modo Mercedes-Benz se cubre ante posibles eventualidades que no dependen únicamente de la acción del fabricante, como por ejemplo un desarrollo menor de lo esperado de la infraestructura pública de recarga en algunos países.

Opel 2028

La marca alemana de Stellantis ha fijado el año 2028 como la frontera a partir de la cual sólo comercializará coches eléctricos puros en Europa. La transición hasta entonces pasará por ir incorporando versiones electrificadas de sus modelos actuales como ya ocurre en el Corsa-e (que, además, se fabrica en España) y también sucederá con el nuevo Astra.

Volkswagen: sin fecha, pero con objetivo

La marca del Wolfsburg no se pilla los dedos con fechas, pero sigue trabajando en su estrategia eléctrica, ya con tres modelos en el mercado (ID.3, ID.4 e ID.5) y planes para otro más (una berlina familiar) a corto plazo.

2026 será una fecha clave ya que se lanzará la nueva plataforma única para coches 100% eléctricos (denominada SSP -Scalable Systems Plattform) y una nueva generación de baterías. Sobre ella basará el impulso de las ventas de eléctricos, que según las previsiones de Volkswagen coparán el 100% en 2040.

Volvo, pasos en firme desde ahora hasta 2030

El caso del fabricante sueco es especialmente significativo porque su transición será bastante más corta (es cierto que en su caso, favorecido por una gama más reducida que reconvertir y por su menor volumen de ventas).

La compañía que dirige Hakan Samuelsson quiere que en 2030 todos sus productos sean cien por cien eléctricos y, de hecho, ya maneja previsiones positivas para 2022: en su factoría de Gante -la única en la que fabrica sus eléctricos C40 y XC40– más de la mitad de la producción del próximo año corresponderá ya a vehículos cien por cien eléctricos.

Para acelerar el proceso Volvo lanzará un vehículo eléctrico puro nuevo cada año de aquí a 2025, fecha en la que la mitad de sus ventas deberías ser eléctricas y el resto, híbridas. En 2030, el cien por cien de las entregas deberían ser de coches eléctricos puros.