emovili ha conseguido aumentar sus instalaciones de autoconsumo solar en viviendas horizontales un 60% respecto a 2020.

Existe una urgencia de impulsar fuentes de energía renovables puesto que la combustión de fuentes fósiles para generar energía térmica y eléctrica produce gases de efecto invernadero y como ya sabemos estos gases producen deterioro ambiental y contribuyen al cambio climático. Muchas empresas y particulares han comenzado a aportar su grano de arena con el uso de placas solares.

Lo que desde emovili hemos hecho llegar a nuestros clientes, es que conseguir la suficiente energía para el presente y el futuro a través de estas energías renovables, así como acabar con la dependencia de los combustibles fósiles es todo un desafío pero la respuesta está en la transición energética.

 

¿Qué es la transición energética?

La transición energética es el camino hacia la transformación del sector energético global de fósiles a cero carbono para la segunda mitad del siglo XXI. En el fondo de este asunto está la necesidad de reducir las emisiones de CO2 relacionadas con la energía para limitar el cambio climático. La descarbonización del sector energético requiere una acción urgente a escala global, y mientras se está llevando a cabo una transición energética global, se necesitan más acciones para conseguir disminuir las emisiones de carbono y suavizar los efectos del cambio climático.

Las medidas de energía renovable y eficiencia energética pueden alcanzar potencialmente el 90% de las reducciones de carbono requeridas. La transición energética será posible gracias a la tecnología de la información, la tecnología inteligente, los marcos políticos y los instrumentos de mercado.

 

¿Qué ocurre con la energía solar?

Las tecnologías de energía solar convierten la energía de la luz solar en electricidad, ya sea directamente a través de la energía fotovoltaica o indirectamente a través de la energía solar concentrada, o una combinación de ambas.

La UE es pionera en la expansión de la energía solar y ha tomado medidas significativas para impulsar la aceptación del mercado y hacer que las tecnologías sean más accesibles para que los consumidores puedan instalar placas solares, particularmente a través del paquete Energía limpia para todos los europeos.

Debido a una sólida base industrial, la energía solar se ha convertido rápidamente en una de las tecnologías más baratas para la generación de electricidad en todo el mundo. Entre 2009 y 2018, los costos de producción disminuyeron en un 75% mientras que el mercado continuó expandiéndose.

En 2018, el mercado de la UE creció en 8 GW, y en un estimado de 15-17 GW en 2019. Se espera que el mercado solar continúe creciendo a partir de 2021, haciendo de la capacidad solar una piedra angular de la transición a las energías limpias.

 

Camino del autoconsumo

El autoconsumo (con energía fotovoltaica) reside en la instalación de una planta generadora, no necesariamente grande más bien pequeña, en nuestros negocios, tejados de nuestros hogares o en naves industriales para aprovechar la energía solar al máximo sin tener la necesidad de almacenar la energía sobrante. Esto significa que toda la potencia que produces acaba utilizándose y no tiene que ser inyectada a la red.

En conclusión, la instalación de estas placas solares para el autoconsumo implica una revolución energética que a su vez supone el camino natural hacia la denominada generación distribuida: cada uno consumirá su propia energía sin tener que demandar a la red eléctrica.