Vía Forococheseléctricos – Carlos Noya

Cuando pensamos en carsharing con coche eléctricos y la reducción de emisiones, a todos se nos va la mente a las grandes ciudades y sus enormes problemas de tráfico y contaminación. Pero este sistema que está revolucionando el transporte de millones de personas en todo el mundo también tiene un hueco en las zonas rurales donde la dependencia del transporte personal es cada vez mayor debido a la despoblación y la reducción de los servicios de transporte público que esto conlleva. Un aspecto que ha llevado a Hyundai España a poner en marcha un interesante proyecto denominado VIVe, que permitirá a los municipios de menos de 10.000 habitantes disfrutar de los beneficios del carsharing, y de los coches eléctricos.

Una iniciativa que ha recibido la luz verde por parte del fabricante después del programa piloto realizado en el pueblo de Campisábalos, situada a unos 100 km de Guadalajara y famosa por llevar el apelativo de la ciudad con el aire más limpio de España.

En la primera fase de expansión del proyecto ya son 10 municipios los que se han sumado a esta nueva alternativa de movilidad sostenible. La Hiruela, en la sierra de Madrid, se ha convertido en el escenario para inaugurar este servicio pionero en nuestro país que supone un paso más allá en la apuesta de Hyundai por ofrecer una movilidad sostenible y accesible para todos.

Los 70 vecinos empadronados en la Hiruela, ya tienen a su disposición un Hyundai KONA eléctrico que les permitirá desplazarse fácilmente por el paraje único de la Sierra del Rincón, espacio declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO.

El espíritu de esta iniciativa surge del compromiso de Hyundai por ofrecer soluciones y alternativas de transporte que respondan a las demandas de la sociedad y, sobre todo, que sean accesibles para todos, como ha explicado Leopoldo Satrústegui, Director General de Hyundai Motor España: “Conscientes de las dificultades y limitaciones en algunas áreas rurales en España, lanzamos hace un año el primer carsharing rural y eléctrico en Campisábalos, Guadalajara.

Por su parte, Ignacio Merino, alcalde de La Hiruela, ha querido señalar que “Con esta alternativa de transporte los vecinos de La Hiruela podrán desplazarse fácilmente a municipios cercanos como Buitrago, para ir al médico o comprar, sin depender la limitada frecuencia de autobuses interurbanos. Este servicio de Hyundai demuestra que la tecnología y la innovación son compatibles con el mundo rural ofreciendo una nueva oportunidad para estas áreas

La puesta en marcha del servicio en La Hiruela ha sido el punto de partida para la expansión de este servicio a nivel nacional. En las próximas semanas esta alternativa de movilidad compartida de Hyundai llegará a otros municipios de Andalucía, Castilla La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Islas Baleares y Madrid. La previsión es contar con más de 40 pueblos adheridos a finales de este año y alcanzar los 80 a cierre de 2021.

Cualquier municipio de menos de 10.000 habitantes podrá solicitar la llegada de esta nueva movilidad compartida en el concesionario Hyundai más cercano. La red de concesionarios de Hyundai será la encargada de poner a disposición el servicio, así como de ofrecer el soporte necesario para su puesta en marcha.

Con este servicio, los habitantes empadronados en las localidades adheridas a VIVe podrán disfrutar del servicio de manera gratuita, en una primera fase, durante tres meses. Transcurrido este periodo, el servicio comenzará a ser de pago y cualquier persona que se acerque al municipio podrá hacer uso del vehículo a través de la App VIVe, desarrollada y creada exclusivamente para esta iniciativa.

A través de esta plataforma los usuarios podrán gestionar de una forma sencilla la reserva del vehículo y desbloquearlo para su uso, así como reportar algún desperfecto o acceder a la flota disponible. Además, esta App supervisa la correcta utilización del servicio, por ejemplo, acotando los desplazamientos dentro de un radio de hasta 150 km.

Adicionalmente, Hyundai se encargará de la instalación de un punto de recarga en la localidad, que servirá también como punto de entrega y recogida del vehículo.

Una iniciativa que ha visto como la situación general cambiaba de forma radical desde su presentación a finales de 2019, cuando no se esperaba el enorme impacto de la pandemia, principalmente en las zonas urbanas. Algo que ha llevado a miles de personas a escaparse al rural. Un lugar con sus pros, como aire más limpio y menos tráfico, pero también con sus contras como el deficiente sistema de transporte público que hace que para moverse por algunas zonas sea imprescindible como mínimo un coche en casa.

Algo que con este tipo de iniciativa ayudará a muchos a prescindir de un coche que apenas usen, y los gastos fijos asociados al mismo, y también a que muchas viviendas puedan tener solo u vehículo, tirando del car sharing en los momentos puntuales donde necesiten un segundo coche.