Vía AEDIVE

La secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, ha informado de que el Gobierno ha incluido una línea de 1.100 millones de euros destinados a la movilidad eléctrica, y otra de 600 millones para la generación de hidrógeno verde, dentro del plan de recuperación que ha remitido a la Unión Europea, y que están encuadrados en la partida 420 B de 5.300 millones de euros, que gestionará el IDAE, que servirá también para la rehabilitación de edificios y a aumentar el peso de las energías renovables.

Según ha explicado Aagesen en una comparecencia en la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico del Congreso de los Diputados, seguida por La Tribuna de Automoción, el Ejecutivo «está pendiente de que se apruebe próximamente ese reglamento europeo y nuestro plan» para que se pueda activar el programa en 2021.

Inicialmente, el hecho de destinar únicamente 63,8 millones de euros al Plan Moves III, a lo que hay que añadir dos líneas de crédito de 100 millones de euros cada una para el desarrollo de baterías y generación de hidrógeno verde, había sido acogido con tibieza por el sector, aunque era consciente de que podía incrementarse gracias al Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE, si se vencen las trabas burocráticas.

Esta cuantía de 1.100 millones de euros, más los 263,8 millones mencionados anteriormente, también se encuadrarían en el anuncio hecho por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el 15 de junio de este año, cuando anunció un plan para la automoción de 3.750 millones de euros, de los que 1.535 millones se movilizarían desde 2020 y los 2.215 restantes, a partir de 2021.

Asimismo, supera con creces los 200 millones de euros anuales incluidos en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) que ha sido «valorado por Bruselas», que ha manifestado que es «una sólida base para la recuperación de España».